PUERTO DE SINES

El gobierno del PS declara que cree en el cambio climático, pero después firma acuerdos con Estados Unidos para comprar gas procedente de la fracturación hidraúlica. En realidad, el gobieno quiere convertir el Puerto de Sines en el puerto de entrada de gas para Europa. Esto implicará el aumento de la capacidad del terminal de gas natural licuado en Sines. Sin embargo, Sines ya cuenta con gran cantidad de infraestructuras de combustibles fósiles, con lo que daría mucho más valor recualificar a los trabajadores y a las poblaciones locales, en una transición energética justa. Pero en vez de eso, el gobierno, en una completa negación de la ciencia climática, apuesta por tener más combustibles fósiles. Ni Portugal ni Sines deben formar parte del negacionismo climático del que el gobierno de Trump hace apología. Rechazar el gas procedente de la fracturación hidráulica es lo mínimo que podemos hacer en solidaridad hacia los grupos que luchan contra de la destrucción de los terrenos de Estados Unidos.


Mais informações:

Gastivists

www.gastivists.org

Vídeos sobre Fractura Hidráulica